«Existe más historia que geografía en una botella de vino.»

Julie Kressmann

CONCEPTO

Denominación

De lat. denominatio, -ōnis.
1. f. Nombre, título o sobrenombre con que se distinguen las personas y las cosas.

CLIENTE

Monsata Perdigón es una bodega formada por la generación más joven de dos familias de la población de Pedralba, apodadas los ‘Monsata’ y los ‘Perdigón’ con un sueño común, recuperar la variedad de Vitis Vinifera (Planta fina de Pedralba) y revalorizar la denominación de origen de esta población.

OBJETIVO

En este caso realizamos el packaging para sus dos tipos de vino blanco. El primero realizado únicamente con la variedad de Plantafina de Pedralba, llamado Pedralba, y una segunda opción donde se une la variedad de Plantafina con Moscatel, llamado 1919 (año de fundación de la cooperativa vinícola de Pedralba).

SOLUCIÓN

Pedralba siempre fue una referencia en la producción de vino de la zona, hasta el punto de tener en la entrada del pueblo, a modo de señalética, un cartel donde se leía «PEDRALBA (CUNA DEL MEJOR VINO)». Un cartel que durante años permaneció intacto y que daba la bienvenida a todos aquellos que se acercaran a la localidad. Tuvimos la gran suerte que este cartel se lo quedara la bodega Monsata y Perdigón, una vez que el alcalde de Pedralba decidió sustituirlo por el actual cartel, en el que sólo aparece el nombre de la población. Nos pareció que era un elemento con tanta importancia e identificación, que pensamos que no había mejor forma de identificar la variedad de vino de Plantafina de Pedralba, que con este cartel.

Para la variedad llamada 1919, decidimos conmemorar el año en el que se fundó la cooperativa a través de una caligrafía con pluma que potenciase gráficamente la importancia de dicho año.

A nivel global, la identidad de la bodega se percibe en al estructura de las dos etiquetas, donde no solo recae gran parte de la gráfica en el elemento característico para cada variedad, sino en el posición de los elementos en las dos propuestas. Esto nos deja la puerta abierta, de que si se desarrollase una tercera variedad, seguir la coherencia gráfica que hemos marcado hasta ahora y centrarnos en la búsqueda del elemento que vaya a identificarla.

En definitiva, un proyecto con una gran historia, donde detrás de sus símbolos se esconden miles de historias de pedralbinas y pedralbinos que se ganaban la vida a través de los viñedos y de la producción de vino.

El «mejor vino» mecía en Pedralba.